Causas del mal aliento

Causas del mal aliento

Sufrir de halitosis es una de las sensaciones más incómodas que podemos padecer en nuestra boca, además de causarnos vergüenza por las connotaciones sociales negativas que nos genera en una interacción cercana con otras personas, más especialmente en este contexto de pandemia que vivimos, en los que las mascarillas entorpecen -por nuestro bien- la normal respiración y nuestras relaciones sociales son muy reducidas y, desde luego, lo último que deseamos es incomodar a nuestro interlocutor debido a nuestro mal aliento en el reducido ocio de que disponemos en nuestras calles de La Coruña. Así pues, conozcamos cuáles son las causas de la halitosis o mal aliento, puesto que siempre es mejor prevenir que curar y así evitaremos pasar por este mal trago.

Lo primero que debemos saber es que sus causas pueden ser múltiples y muy variadas, pero que con una higiene bucodental diaria y efectiva pueden convertirse en una preocupación del todo menor.

Descuido de tus dientes y encías

De este modo, podríamos hablar de que una de esas causas es el descuido en la higiene que tu boca demanda. Cuando esto pasa, acumulamos placa bacteriana alrededor de los dientes y sobre las encías, por lo que, cuando hablamos, esas puertas que son nuestros labios se abren y dejan correr ese gas de olor desagradable.

Cepillo de dientes, hilo dental y colutorio en rutina de al menos dos veces al día, y solucionado.

Lo que comemos y bebemos

Al igual que hay alimentos amigos de nuestra salud bucodental, hay otros que no son tan amables y amenazan de manera seria la salud de dientes y encías. Cómo no, también contribuyen a que el olor que desprende nuestra boca sea más fuerte, muy especialmente alimentos como los ajos, las cebollas y, en general, las comidas muy especiadas. Cepillándonos los dientes después de su consumo mitigamos de manera muy importante el mal aliento, pero hemos de tener en cuenta que, después de digerirlos, estos ingresan en el torrente sanguíneo, son transportados a los pulmones y afectan al aliento.

En cuanto a las bebidas, las también ya sobradamente conocidas cuando te hablamos de las que son más dañinas para tus dientes: el café, el alcohol o los refrescos excesivamente carbonatados, especialmente los de cola.

El maldito tabaco

Todo lo que rodea a un cigarrillo es nocivo para nuestra salud. Y, cómo no, entre la infinidad de serias complicaciones a que nos expone, también está el mal aliento, ya que inhalamos y exhalamos un atroz humo que en nada nos conviene. Por si fuera poco, mancha nuestros dientes e incrementa exponencialmente el riesgo de padecer enfermedad gingival, y desde luego provoca el mismo efecto si en vez de fumado lo consumimos mascado.

Sequedad bucal

La limpieza de la boca que no se detiene en ningún momento del día es la de la saliva, que elimina las partículas que causan el mal olor. Sin embargo, si padecemos de xerostomía, esta falta de saliva provoca la halitosis, que cuando nos llega por esta vía se hace especialmente notable por la mañana al despertarnos, y más si roncamos durante el sueño.

Otra forma de sequedad bucal es el consumo de medicamentos, que indirectamente contribuyen a este mal aliento porque absorben mucha saliva y porque cuando se descomponen en el organismo liberan sustancias químicas.

Dietas de choque

Si en la búsqueda de un mejor cuerpo estás siguiendo una dieta de choque, es decir, drástica y que busca resultados rápidos, te avisamos de que a través de ahí también te puede llegar la halitosis, especialmente si la dieta es baja en hidratos de carbono, puesto que el cuerpo se ve obligado lo que producen las cetonas.

Lejos de que, pareciendo un problema común, como de hecho lo es, la halitosis no tiene nada de inocente. Puede ser uno de los síntomas más tempranos de la gingivitis, ya que la acumulación de placa entre dientes y encías puede resultar en esta complicación, reconocible fácilmente por la inflamación de las encías.

Comments are closed.

Llámanos

981279854

Llámanos

676958824

Urgencias

676958824

E-mail

clinicarivaslombardero@gmail.com

Horario

Lun - Vie: 8:00 - 16:00

Avda. de Arteixo 15 1ºA

A Coruña (Galicia)

Facebook

Síguenos

Instagram

Síguenos