La caries del biberón o caries de la edad temprana

La caries del biberón o caries de la edad temprana

Caries del biberón es el nombre por el que se conoce a las caries adquiridas por niños en edad muy precoz, siendo aún bebés, y también se les puede llamar como caries de la edad temprana, o caries rampante por la rapidez con que se extiende. Y, no solo para la salud dental de un pequeño que a esa edad se lleva constantemente cosas a la boca y pasa por este mal grave, sino también para la salud general de su cuerpo, y su boca futura, es algo a lo que debemos prestar mucha atención como padres. En nuestra clínica dental Rivas Lombardero siempre abogamos por la detección temprana de los problemas dentales, así que conozcamos mejor a esta caries.

Surgidas en bebés aún en periodo de lactancia, las producen las bacterias que se alimentan de los azúcares de la leche y otros líquidos, y no es descartable su aparición incluso en niños de hasta 4 o 5 años.

¿Qué es y por qué aparece?

Es un tipo de caries que provoca un proceso destructivo del diente si este no está correctamente higienizado, puesto que son los restos de azúcar restante que quedan en él y en las encías, y los que llaman a esta aparición de bacterias que provocan la desmineralización de la superficie dental. Si no actuamos con rapidez, más bacterias se formarán, con más contundencia actuarán y más difíciles serán de retirar después como placa bacteriana, produciendo la caries, desarrollada sobre todo durante las horas de sueño por la noche, y más especialmente si el bebé tiene el hábito de dormir con chupete, ya que esto disminuye la producción de saliva, que hace de agente de limpieza.

Aparece, como mencionábamos, por una falta de higiene que hace que se acumulen restos de azúcares procedentes de la leche, los zumos o comidas dulces, residuos de los que se alimentan las bacterias.

Otro factor, que cada vez se da menos por un aumento de concienciación, es el traspaso de saliva de adultos a niños, en acciones tradicionalmente consideradas inofensivas como pueden ser chupar una cuchara antes de darle con ella misma la comida al niño, o el chupete antes de metérselo en la boca.

Prevención

Como siempre, pasa por mejorar los hábitos de alimentación, como reducir o eliminar el consumo de azúcar, pero, sobre todo, de higiene.

Algunos trucos para mejorar esta higiene pueden ser limpiar las encías del bebé con una gasa húmeda después de comer, y que para esta comida hayamos usado unos cubiertos que el bebé tenga agenciados como exclusivamente suyos en casa, como biberones y demás accesorios que han de estar esterilizados.

Si ya cuenta con dientes, hay que cepillar los dientes del niño muy suavemente con un implemento adaptado a su edad, un par de veces al día al menos, e ir enseñando buenos hábitos de higiene bucodental desde muy pronto. Eso sí, cuidado con la pasta con flúor, que en moderadas cantidades es ideal para dar con el bloqueo bacteriano, pero en exceso es dañino.

Por supuesto, en tu clínica dental amiga de A Coruña estaremos siempre encantados de compartir contigo sanos hábitos para la salud de tus niños, y poner nuestros conocimientos de odontopediatría al servicio de su tierna sonrisa.

Comments are closed.

Llámanos

981279854

Llámanos

676958824

Urgencias

676958824

E-mail

clinicarivaslombardero@gmail.com

Horario

Lun - Vie: 8:00 - 16:00

Avda. de Arteixo 15 1ºA

A Coruña (Galicia)

Facebook

Síguenos

Instagram

Síguenos